S. XX

Esperar lo inesperado

“Esperar lo inesperado”, está paradoja nos sirve para adentrarnos en le texto La ecuación de la contingencia de Antonio Rodríguez Huescar. Para nuestro autor la vida es siempre «expectativa de lo inesperado».

Porque lo esperado nunca es seguro. Puede que lo que esperamos nunca llegue, por lo tanto se convertirá en inesperado. Como por ejemplo el niño que espera una bicicleta, en navidades, que nunca llega.

Otra opción es que lo que esperamos, se presente de forma distinta, a como teníamos pensado, por lo tanto se nos puede dar el caso de que lo esperado se vuelva convertir en inesperado, esta vez no será por “no esperarse” sino por presentarse de forma distinta, misteriosa o enigmática. Como por ejemplo la embarazada que espera la llegada de su hijo, cuando llega tiene algún tipo de síndrome.

También pude suceder que nos sorprenda, ya que nosotros, ansiosos de la llegada de los esperado, resulta que finalmente llegue cuando no lo esperamos, de tal mal manera que nos produzca cierta sorpresa e incluso si la espera se prolonga, puede que dicha sorpresa nos asuste en su llegada, produciéndonos terror. Como cuando vemos una película de terror, en la que esperamos que salga el fantasma… y cuando por fin sale, nos asusta, produciendo terror.

Por último se puede dar el caso, de salir a buscar lo que esperamos y convertir esa espera en una aventura. Como el “viaje del héroe” de cualquier película americana de trama adolescente.

De esta manera la contingencia se nos presenta como ese ocurrir o suceder que nos acontece en la vida.

Anuncios
Estándar
Uncategorized

Labor, trabajo y acción de Hannah Arendt

«El homo faber se convierte en amo y señor de la propia naturaleza en la medida que viola y destruye parcialmente lo que fue dado».

Con esta frase de la conferencia de Hannah Arendt de 1957 llamada Labor, trabajo y acción me gustaría empezar mi comentario. En dicha conferencia nos expone su diferencia entre estos tres términos.

La labor tendría la función de producir bienes de consumo básicos. La labor, como diría la propia Arendt, se haya bajo el signo de la necesidad, de la “necesidad de subsistir”.

El trabajo sin embargo, ya no sería para cubrir las necesidades básicas, sino que su función estaría en fabricar objetos de uso. Serían objetos artificiales creados a partir de lo que la naturaleza nos ofrece. Arrancamos el hierro, la madera, la piedra, en un acto violento y destructor hacía la naturaleza, nos recuerda su autora.

Por último, la acción sería esa interferencia entre humanos a la hora realizar cualquiera de dichas tareas. Cuando cualquier persona realiza una labor o bien un trabajo, lo hace en un mundo donde otros ya están presentes, y en el que debemos relacionarnos con otros humanos. Así la acción implicaría mas bien esas relaciones, que producen la historia. Así los procesos de la acción no son impredecibles, son también irreversibles como comenta Arendt, por que no son producto de una persona, sino que forman parte de un proceso en el que interviene la humanidad.

Una vez distinguidos los tres términos, me interesa volver a la frase inicial de mi comentario, en el que Hannah Arendt, nos hace conscientes de que estamos violando destruyendo “parcialmente” la naturaleza. Claro que esto lo escribe Arendt en 1957, donde todavía no había cambio climático, los plásticos no gobernaban nuestros mares y la capa de ozono no estaba destruida… si observamos otros textos posteriores, y lo relacionamos con Hans Jonas y su texto sobre Técnica, libertad y deber, observamos como su visión ya, en 1987, es mucho más pesimista.

«En la adquisición de su superioridad fue lúcido, mas es un producto de su inteligencia cada vez más elevadamente inventiva, en su aplicación fue ciego y pudo seguir siéndolo mientras los castigos de la Tierra quedaban ofuscados aún por la recompensa fulgurante de las conquistas. Este largo plazo de gracia, por la ceguera, se ha terminado. La relación entre hombre y naturaleza  ha entrado en una nueva fase». (Jonas, Hans. 1987. Técnica, libertad y deber. Discurso de agradecimiento con motivo de la concesión del Premio de La Paz otorgado por el mundo editorial alemán. p. 125).

Realmente si algo ha conseguido el ser humano a causa de su trabajo y de su acción, pero no de su labor, es la destrucción del planeta. Aquí es donde podemos apreciar claramente la diferencia de estos tres términos. La labor, estaría en equilibrio permanente con ella, ya que sólo utilizamos lo suficiente para subsistir  y cogeríamos de la naturaleza solo aquello que nos ofrece para mantenernos. El trabajo, ya implicaría el abuso de la naturaleza para proporcionarnos materias primas, que nos servirían para crear aquellos utensilios, que usaríamos como herramientas cotidianas, pero que ya no serían del todo necesarias. Y por último la acción humana, con su ambición desmedida o ceguera como nos plantea Jonas, es la que ha consentido la destrucción del planeta.

Estándar
Idealismo

Citas

El hombre debe trabajar, no como una bestia de carga que se adormece bajo su peso y que, después de reponer insuficientemente su agotada fuerza, es despertado de nuevo para llevar el mismo peso. Debe trabajar sin el aguijón del miedo, con gusto y con alegría, conservando tiempo libre para levantar su espíritu y su mirada hacia el cielo, para cuya contemplación está hecho.

Johann Gottlieb Fichte

Estándar
S. XIX

Sobre la libertad

Apuntes rápidos sobre el libro de John Stuart Mill.

Partimos de lucha histórica ente libertad y autoridad. La tiranía del gobierno siempre ha controlado la libertad del individuo. El control de autoridad se ejercía de dos formas distintas: creando derechos necesarios para los ciudadanos y a través del poder del gobernante (que supuestamente proteja a los individuos).

A medida que la sociedad avanza, se va consiguiendo el autogobierno y por tanto cada vez más se huye de la tiranía. Durante la ilustración, no se cumplieron las expectativas, que se habían creado, ya que finalmente los gobernantes eran de distinta clase que los gobernados, y se empezó a correr el riesgo de gobernar a través d ella tiranía de la mayoría, lo que era aún mucho peor.

En definitiva no sólo había que proteger al individuo físicamente sino también moralmente y debía ser libre en ambos sentidos.

Hay tres libertades básicas:

  • Libertad de pensamiento (incluye la libertad de expresión).
  • La libertad de buscar tus gustos
  • Libertad de unión.

Sobre la libertad de pensamiento y expresión

Las opiniones nunca deben ser reprimidas. Tenemos tres tipos de creencias y que benefician la bien común:

  • Las totalmente falsas.
  • Parcialmente verdaderas.
  • totalmente ciertas.

Sobre la individualidad como uno de los elementos del bienestar

La individualidad es la que produce prosperidad a través de los placeres superiores. Hay que promover la individualidad mediante la creatividad y mediante la diversidad.

Límites de la autoridad

Una persona siempre será libre, para seguir sus propios intereses, siempre que  no perjudique a los demás.

Aplicaciones

  • El individuo no rinde cuenta a la sociedad por sus acciones.
  • Consejos, persuasión, etc… por otras personas para su propio bien es la única medida que la sociedad puede aplicar.
  • No se puede perjudicar a otros. El sujeto responsable, debe estar sujeto a sanciones

Aplicaciones en:

  • Economía
  • Ofensas públicas
  • Sobre el vicio
  • Suicidio y divorcio
  • Educación
Estándar
Actualidad, ética, Uncategorized

Aporofobia

Adela Cortina es catedrática de Etica y filosofía política en la Universidad de Valencia y fue la primera mujer en ingresas en la Real Academia de ciencias morales y políticas.

En su libro Aporofobia, el rechazo al pobre publicado por la editorial Paidós en 2017, no hace una aproximación a este término, como surgió, cuales son sus causas y como erradicar la aporofobia.

El libro está compuesto de tres partes:

  • Origen del término.
  • ¿Por qué somo aporófobos?
  • Soluciones para la eliminación de la aporofobia y de las desigualdades.

Origen del término.

El termino se acuño a principios de los años 90, cuando nuestra autora quiso encontrar una palabra que se diferenciara de xenofobia (rechazo al extranjero), para designar que realmente el rechazo no es al extranjero sino al pobre.

A diario vemos y compartimos cosas con decenas de extranjeros sin que esto nos produzca rechazo, el problema no era ese, el problema es que rechazamos a los extranjeros que son pobres, a los inmigrantes, a los refugiados, a los que no tienen recursos… pero es más los rechazamos sin necesidad de que estos realmente sean extranjeros, así que el problema no es de xenofobia, sino de rechazo al sin recursos.

Bien cuando Adela Cortina, quiso buscar un termino para este rechazo se encontró con que no existía.  Así que acudió a su diccionario de griego y busco la palabra pobre encontró á-poros (pobre, sin recursos, indigente); el sufijo para rechazo ya es de todos conocido así que no le hizo falta buscarlo y formó la palabra aporofobia.

¿Por qué inventar una palabra nueva? Como ella dice, lo que no se puede nombrar o señalar no existe, así que si no hay una palabra para designar el rechazo al pobre, nunca se hablará de ello. Es importante poder nombrar las cosas, sobre todo los problemas, para poderlos identificar y ponerles solución.

En 2017 la palabra aporofobia pasó a formar parte del Diccionario de la RAE y fue considerada palabra del año por la Fundeu.

¿Por qué somos aporófobos?

Existe una identificación entre seres humanos. Mientras somos de la misma familia, misma tribu, vamos a identificarnos con nuestros semejantes y a ayudarles. Esta identificación implica también un rechazo al que no es de nuestra familia, tribu, región… al extranjero, ahí es dónde está la base biológica del rechazo a los otros. ¿Implicaría esto un rechazo al pobre? No necesariamente, parece que el origen pude ser distinto, ya que este tipo de rechazo se puede producir incluso entre semejantes. La base de este fobia puede estar más bien en la idea egoísta de quid pro quo, es decir, mientras los tengamos algo que ofrecer a los demás, estaremos integrados y siempre seremos bien acogidos, pero si perdemos todo y no tenemos nada que ofrecer, se rompe dicho quid pro quo.

Las personas nunca dan algo por nada, ejemplifica muy bien esto con el mito del Anillo de Giges, recogida en La República de Platón. En que si tuviéramos un anillo que nos hiciera invisibles dejaríamos de ser justos, no nos haría falta, podríamos hacer todas las fechorías que quisiéramos sin necesidad de  rendir cuentas. Por lo tanto la sociedad se basa en un principio algo hipócrita de tu me das yo te doy, si esto no se cumple, deja de haber interés.

Soluciones para la eliminación de la aporofobia y de las desigualdades

La principal la educación. La educación a todos los niveles es importantísima para educar en valores que no desprecien a las personas, solo por el lugar o las circunstancias que les ha tocado vivir, la educación en los colegios, universidades, en televisión, periódicos, etc…  esta es la principal herramienta con la que contamos para eliminar la aporofobia.

La otra gran solución, es la eliminación de las desigualdades en el mundo, hay recursos suficientes en el planeta para que nadie muera de hambre en su lugar de nacimiento. Hay recursos suficientes para que todas las personas puedan vivir dignamente y no se vean abocados a la pobreza extrema. Para esto quizás falta madurez social o quizás interés político. Discursos de dirigente como Trump o Salvini, en los que identifican refugiados e inmigrantes con delitos como violación, robos, asesinatos… o incluso en el caso de Trump identifica a los mexicanos con “animales”, no  ayuda a la erradicación de la aporofobia, ni de la xenofobia.

Estándar
Ilustración

Rouseau y el buen salvaje

Según Rousseau en la Europa occidental, el gobierno, las leyes y las costumbres son una gran mentira. Una sociedad de progreso, basada en la libre competencia, solo ha generado engaños, destrucción y traiciones de unos a otros.

El hombre que se dice “de bien” es el que no precisa de engañar a nadie y ese hombre es el salvaje, el que realmente aun no estado en sociedad. De aquí el concepto de que Rousseau idealiza al “buen salvaje”.

Estas tesis parten como antítesis de otras teorías predominantes en su época… de esta manera Locke apuesta por elogiar el trabajo, la productividad y la acumulación de capital, por ejemplo no tenía ningún problema en elogiar el expolio a los indios o la esclavitud; Kant, también elogiaría la competencia y Smith padre del capitalismo, era un gran defensor de la propiedad privada y la sociedad comercial…

Ante estas corrientes predominantes, Rousseau, critica la competencia, en la cual un hombre sólo tiene éxito a costa de la miseria de otro. Esta desigualdad, no tiene como origen la naturaleza del hombre, sino el orden social establecido. La corrupción tiene su causa en que las relaciones entre los hombres, son relaciones de intercambio… y las leyes, el gobiernos y las costumbres están creadas desde la desigualdad para perpetuarlas.

Cuando Rousseau elogia al buen salvaje, no está pensando en que volvamos a un estado previo al social, sino que superemos el estado actual, eliminemos la acumulación de posesiones. Con esto podremos vivir en una sociedad civil erradicando la causa de su mal.

 

Estándar
Actualidad

Lo bello y lo sublime, lo liso y lo pulido

En el último libro de Buy Chul Han han que ha caído en mis manos, nos habla de la anestesia de la imagen, en lo que importa es más la cantidad, el consumo, el comprar-usar-tirar a la hora de consumir imágenes más que el arte, la belleza, la contemplación de la imagen en su sentir estético.

Para mostrarnos esto, nos pone de ejemplo las obras en lo que prima lo liso y lo pulido… la obra de Jeff Koons (Balloon Dog o Puppy), son el blanco perfecto para que nuestro autor nos hable de cómo el arte se pervierte, ocultandonos una imagen real, sólo mostrando la mejor imagen que podemos ofrecer de algo.

No estoy muy de acuerdo con él, en su análisis sobre lo liso y lo pulido, lo entiendo como metáfora de un tipo de imágenes,  en la que no se muestran aristas, no se ven arrugas, como una metáfora, en la que el arte ha perdido uno de sus significantes: revelarse.

Entiendo que mostrar lo pulido, implica, por ejemplo quitar todas las arrugas a las modelos, que nos revelan el paso del tiempo, implica que en instagram solo veamos fotos pasadas por en filtros, impidiendo revelar una imagen gris o sin contraste, implica que en los selfies solo salgamos sonrientes, sin revelar en muchas ocasiones nuestro verdadero estado de ánimo…

Realmente comparto con Buy Chul Han su diagnóstico llevado a la sociedad y sobre todo llevado al mundo de las redes sociales, en las que solo mostramos imágenes pulidas, pero no creo que artistas como Jeff Koons busquen, no revelarnos la realidad, sino más bien todo lo contrario… en este caso lo pulido nos presenta un espejo en el que la revelación se produce al mirarnos en dicha obra. Como toda obra de arte moderna, cuenta tanto la técnica como la intencionalidad del artista. Toda obra pop, nos revela y se revela ante una realidad social.

 

Estándar