S. XX

Los tres estados del positivismo

El positivismo es una corriente filosófica heredera del empirismo que se caracteriza por tres factores esenciales:

  1. Fenomenalismo: La diferencia entre esencia y fenómeno es gratuita e infundada… la esencia queda reducida a fenómeno.
  2. Nominalismo: No hay otras realidades y objetos que los concretos y singulares.
  3. Unidad de método: en el saber y en la ciencia.

Así que los positivistas distinguen tres estados del pensamiento humano:

Estado teológico:

Punto de partida del espíritu humano, queriendo saber el porqué de la naturaleza se da una explicación a base de causas ocultas, últimas y sobrenaturales.

Fetichismo, politeísmo o monoteísmo son distintos momentos de este estado.

Estado metafísico:

El principio explicativo se pone en las cosas mismas, en cuanto que estás encierran o actúan de acuerdo a sus propiedades. Es decir, la naturaleza de cada cosa encierra la capacidad de explicación de sus fenómenos.

Esta fase implica cierta racionalización, pero sigue dejando respuestas a la interpretación.

Estado positivo:

Se deja de interrogar los fenómenos y se rechazan cuestiones teológicas y metafísicias. No se buscan tanto las explicaciones, sino las descripciones de los fenómenos y de sus regularidades mediante la observación y el razonamiento de los hechos.

 

Anuncios
Estándar
S. XX

Wittgenstein

Curiosa película sobre la vida del filósofo vienés, a parte de exponer la parte central de su filosofía, también nos muestra interesantes pinceladas de su vida. La puesta en escena totalmente teatral, le da un carácter minimalista que ayuda a centrarnos en lo verdaderamente importante de la palícula, el guión…

En fin merece la pena verla, aunque sólo sea por conocer un poco mejor a uno de los grandes y mas influyentes filósofos del S.XX.

Estándar