Ilustración

Citas

“La infancia tiene sus propias maneras de ver, pensar y sentir; nada hay más insensato que pretender sustituirlas por las nuestras”

J. J. Rousseau

Anuncios
Estándar
Actualidad, Moderna

La bondad y el egoismo

Como dice Rosseau “El primer hombre al que, tras haber cercado un terreno, se le ocurrió decir ‘Esto es mío’ y encontró a gentes lo bastante simples como para hacerles caso, fue el verdadero fundador de la Sociedad Civil”

El propio Rosseau en su Discurso sobre el origen y el fundamento de la desigualdad entre los hombres,  lleva a cabo una dura crítica de las instituciones políticas y sociales como grandes corruptoras de la inocencia y bondad naturales del hombre. ¿Serán entonces naturales estás bondades o simplemente están en el afan de Rosseau el otorgarlas?

De ella dijo Voltaire que era un libro “contra el género humano“, que cuando se lee “entran ganas de andar a cuatro patas“. Sin embargo, en esta obra y en las siguientes, Rousseau analiza el tránsito del hipotético estado de naturaleza al estado social como una degeneración (no un progreso) producto de las desigualdades sociales que surgen con la propiedad privada, el derecho para protegerla, y la autoridad para que se cumpla ese derecho. Las leyes establecidas en toda sociedad son siempre las leyes que defienden al poderoso, al rico y a su poder frente a los no poseedores de propiedad, a los pobres. La propiedad privada y el derecho han creado un abismo entre dos “clases” jerárquicamente diferenciadas entre sí: la clase de los propietarios, de los poderosos y de los amos, frente a la clase de los no propietarios, pobres y esclavos. Esta situación no es superable, según Rousseau, pero puede ser mitigada a través de una sana vuelta a la naturaleza y una educación que fomente el individualismo y la independencia del hombre.

Esto se podría llevar a cabo desde la supuesta bondad del hombre… pero si el hombre en lugar de ser un ser bondadoso, como él se empeña en decir, es egoista, todo esto seguirá aumentando y generando cada vez más desigualdad. Transcurridos 3 siglos desde los escritos de Rosseau, no tenemos más que ver a dónde a ido a parar la sociedad y las desigualdades, y no pensemos sólo en España, sino a nivel mundial y las grandes desigualdades norte-sur. Hay que recordar que ahora Europa esta en crisis, pero la mayor parte del mundo esta en crisis permanente. Sudamerica o África se estarán partiendo de risa, cuando escuchen un telediario y oigan que hay crisis mundial…

Los primeros principios de solidaridad que se suponen a la organizacióna la hora de cazar de recolectar no son en sí mismos, tales principios, sino el propio egoismo que nos mueve, es la necesidad y la ambición la que generó tales asociaciones para poder comer, para tener más, para apropiarse de lo ajeno, etc…

Estándar
Moderna, Uncategorized

Leviatán II

Hobbes veía en el Leviatán un sistema que, si, engullía a los individuos, pero para protegerlos de si mismos.

El pensaba que se necesitaba un Rey absolutista y todopoderoso para dirigir a los pobres y egoistas individuos por el bien del pais. Y así no reinará el caos y evitar que nos devorar los unos a los otros.

Célebre es su frase: “El hombre es un lobo para el hombre”. En la que se transmite, que el hombre es incapaz de goberbnarse a si mismo y si así fuera terminaríamos destruyendose los unos a los otros. Hay que recordar que encontra de los que pensaba Rousseau (“el hombre es bueno por naturaleza”); Hobbes piensa que la verdadera esencia del hombre es el egoismo. Este es el motor que no mueve a hacer las cosas, y no la bondad.

Precisamente, se podría decir, que eso es lo que ha pasado con el actual  sistema financiero, nos estamos devorando. Donde se ha permitido que ciertos individuos, sólo movidos por intereses particulares, nos dirigieran. Si tuvieramos un Estado ferreo en el que sólo el Rey  nos gobernarse con su sabiduría divina, y nos devorase como indivios, y solo nos permitiera ser ciudadanos a su servicio, desde un principio de igualdad, dónde ninguno es más que otro, cual Leviatán, no estaríamos ahora como estamos.

Estándar