Grecia

El mito de caverna

Parece que todo el mundo conoce  o ha estudiado alguna vez el Mito de la caverna de Platón… Si, ese mismo, en el que unos individuos están atados dentro deuda caverna y en la que sólo pueden ver sombras proyectadas… bueno, no lo voy a volver a contar, si alguno lo quiere repasar lo puede encontrar aquí.

Esto que parece que todos conocemos y tenemos superado, creo que realmente no somos conscientes hasta que punto sigue siendo vigente en la actualidad.

Las personas viven en sus propias cavernas, la TV, internet… nos ofrece unas sombras proyectadas una realidad que está ahí fuera esperándonos. Entonces ¿vivimos todos dentro de una caverna? Evidentemente no. ¿Qué marca la diferencia entre unos y otros? ¿Por qué si todos vemos la TV o consultamos internet a diario hace que estamos unos dentro y otros fuera de dicha caverna? Por la EDUCACIÓN.

La EDUCACIÓN, así, con mayúsculas. Sólo atreviéndonos a pensar por nosotros mismos conseguiremos salir de esa caverna, y ese pensar por nosotros mismos (una de esas cosas de la que se ocupa la filosofía), sólo se consigue a través de la educación. Una educación que nos brinde conocimientos suficientes para ser libres; libres de nuestras cadenas que nos tienen sometidos a ver sólo unas sombras en un mundo de realidades. Y solo el que conoce la realidad es capaz de actuar sobre ella. El ignorante, siempre será esclavo de su ignorancia, y sólo conseguirá romper sus cadenas a base de conocimiento.

Cuando Sócrates decía a aquello de “solo sé, que no sé nada” estaba claro que sabía demasiado cosas, pero sobre todo era consciente de las cosas que no sabía El problema de la ignorancia es no saber que realmente no sabes algo, o peor aún, creemos conocer cosas que realmente no conocemos (como le pasa a nuestros amigos de las cavernas, que creen que la verdad se esconde en las sombras proyectadas), pero sin saber que esa realidad es falsa y ficticia…

Anuncios
Estándar
Actualidad

Sobre la democracia y el derecho

La democracia es el gobierno del pueblo, a partir de los vocablos dḗmos, que puede traducirse como «pueblo» y krátos, que puede traducirse como «poder»; como tal puede parecer de los sistemas más justos e igualitarios que existen.

Pero, no hay que olvidar que sobre la democracia esta el derecho, y que el derecho está para garantizar que esta (la democracia) sea tal.  Este orden fundamental de los conceptos se esta perdiendo, es decir, amparándonos en las libertades democráticas se están perdiendo los derechos.

¿Qué derechos? Pues los que están definidos universalmente en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

No hay que olvidar que por muy democrático que sea, no podemos exterminar a las personas, por diferencias de sexo, raza o religión… Esta decisión, quizás, sea lanzada por un gobierno electo en mayoría democrática o quizás votemos a mano alzada en un municipio que no nos gustan las personas con ojo marrones, pero estos derechos proclamados en la DUDH, han de estar por encima de gobernantes, gobiernos o cualquiera que amenace tales principios.

Estándar
S. XX

Declaración universal de los derechos humanos

Artículo 2.

  • Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.
  • Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.
Estándar
Actualidad

Indignados

Parece impresionante pero no era el único indignado ultimamente:

Estándar