Actualidad, Moderna

La bondad y el egoismo

Como dice Rosseau “El primer hombre al que, tras haber cercado un terreno, se le ocurrió decir ‘Esto es mío’ y encontró a gentes lo bastante simples como para hacerles caso, fue el verdadero fundador de la Sociedad Civil”

El propio Rosseau en su Discurso sobre el origen y el fundamento de la desigualdad entre los hombres,  lleva a cabo una dura crítica de las instituciones políticas y sociales como grandes corruptoras de la inocencia y bondad naturales del hombre. ¿Serán entonces naturales estás bondades o simplemente están en el afan de Rosseau el otorgarlas?

De ella dijo Voltaire que era un libro “contra el género humano“, que cuando se lee “entran ganas de andar a cuatro patas“. Sin embargo, en esta obra y en las siguientes, Rousseau analiza el tránsito del hipotético estado de naturaleza al estado social como una degeneración (no un progreso) producto de las desigualdades sociales que surgen con la propiedad privada, el derecho para protegerla, y la autoridad para que se cumpla ese derecho. Las leyes establecidas en toda sociedad son siempre las leyes que defienden al poderoso, al rico y a su poder frente a los no poseedores de propiedad, a los pobres. La propiedad privada y el derecho han creado un abismo entre dos “clases” jerárquicamente diferenciadas entre sí: la clase de los propietarios, de los poderosos y de los amos, frente a la clase de los no propietarios, pobres y esclavos. Esta situación no es superable, según Rousseau, pero puede ser mitigada a través de una sana vuelta a la naturaleza y una educación que fomente el individualismo y la independencia del hombre.

Esto se podría llevar a cabo desde la supuesta bondad del hombre… pero si el hombre en lugar de ser un ser bondadoso, como él se empeña en decir, es egoista, todo esto seguirá aumentando y generando cada vez más desigualdad. Transcurridos 3 siglos desde los escritos de Rosseau, no tenemos más que ver a dónde a ido a parar la sociedad y las desigualdades, y no pensemos sólo en España, sino a nivel mundial y las grandes desigualdades norte-sur. Hay que recordar que ahora Europa esta en crisis, pero la mayor parte del mundo esta en crisis permanente. Sudamerica o África se estarán partiendo de risa, cuando escuchen un telediario y oigan que hay crisis mundial…

Los primeros principios de solidaridad que se suponen a la organizacióna la hora de cazar de recolectar no son en sí mismos, tales principios, sino el propio egoismo que nos mueve, es la necesidad y la ambición la que generó tales asociaciones para poder comer, para tener más, para apropiarse de lo ajeno, etc…

Anuncios
Estándar
Actualidad

El Capitalismo ¿es moral?

Esta es la interesante cuestión que nos plante André Comte-Sponville, en el libro que lleva este mismo título. Su respuesta es contundente: no es moral, tampoco inmoral, simplemente amoral.

El capitalismo no funciona guiado por la virtud, sino por el egoismo, ese egoismo que hace moverse al ser humano y que es su fuerza motriz. Por eso, explica Comte-Sponville, el comunismo nunca ha triunfado, planteaba na política basada en la virtud, en la generosidad del hombre  éste nunca ha ido generoso, sino egoista; por eso esa generosidad se tuvo que llevar a cabo por la fuerza llegando a los más horribles totalitarismos. Sin embargo el capitalismo triunfa. al mercader le interesa (egoistamente) vender, al comprador le interesa (egoistamente) lo que el vendedor le ofrece; al empresario le interesa (egoistamente) tener un buen trabajador cualificado y al joven cualificado le interesa (egoistamente) que le contraten.

Entonces ¿por qué nos planteamos si el capitalismo es moral o no?, Comte-Sponville, nos aclara que en la actulidad hay distintos niveles u ordenes. El primero sería el técnico-científico (al que pertenece la economía) que nos dice lo que posible o imposible; el segundo juridico-politico, nos dice lo que es legal y lo que no; un tercer orden sería la moral que se debate entre el deber y los prohibido y cuarto y últmo sería el orden ético.Pues bien, estos niveles no se pueden mezclar, nadie se debe plantear una cuestión de orden técnico-científico (por ejemplo que hoy llueva) en terminos morales. ¿Es moral que llueva? es una pregunta tan absurda, como preguntar si el capitalismo es moral.

Pero, ¿cuál es el problema del capitalismo? que no todo esta en venta, la sociedad no puede basar los derechos y los deberes de los ciudadnos en terminos mercantiles, la justicia en leyes de oferta y demanda… Por ejemplo, no porque haya demanda, de la pena de muerte estaría bien moralmente.

En fin, en esta época de globalización, antiglobalización y demás movimientos dependientes de la economía, el libro de Comte-Sponville es una lectura recomendada y recomendable.

Estándar