Actualidad

La fe y el ateísmo

La fe es un libro, del siempre interesantísimo, Armando Palacio Valdés. En su día conocí a este autor, gracias a que en mi trabajo editamos Tristán o el pesimismo (me imagino que estará descatalogado), una especie de réplica de Cándido o el optimismo de Voltaire.

También es excelente la adaptación que hace Rafael Gil en 1947 con Amparo Rivelles y Rafael Durán como protagonistas, con los que volvía a trabajar después de haberlo hecho en otra gran película del cine patrio como es El Clavo (1944) o en Eloisa está debajo de un almendro (1943)… pero otro día hablaré de más cine español.

Lo que más me ha interesado de esta película es el diálogo que se produce entre el padre Gil (Rafael Durán) y el ateo Alvaro Montesinos (Guillermo Marín) y que aquí os reproduzco:

Anuncios
Estándar
Edad Media

Las vías tomistas

Para Adrián… un joven estudiante de filosofía.

Santo Tomás intenta mediante la razón, demostrar la existencia de Dios, pero esta demostración es sólo para certificar algo, que para las personas, es innato. No se duda sobre la existencia de Dios, pero si ve la necesidad de probar su exisntencia a posteriori.

Para esto utiliza las llamadas vías tomistas, son 5 pruebas de la existencia de Dios, todas ellas razonadas con argumentos filosóficos, provinientes de la tradición Aristotélica. Hay que tener en cuenta, que hasta entonces, toda la tradición cristiana, se basaba en argumentos platónicos o más bien neoplatónicos (como Plotino).

1ª Prueba:

el movimiento es un hecho, y todo lo que se mueve es móvido por algo… y ese algo por otra cosa, y esta última por otra. Podríamos seguir así hasta el infinito, pero eso ne sería posible, así que tendríamos la necesidad de tener un primer motor, un “motor inmovil” y ese primer motor sería ni más, ni menos que Dios.

2ª Prueba:

Nada puede ser causa de si mismo, es imposible proceder hasta el infinito en una serie de causas eficientes, así pues, a de haber la necesidad (otra vez) de una primera causa eficiente. (Quizás para entender esto, habría que estudiarla Metafísica de Aristóteles, en las que habla y se explica el concepto de “causa eficiente” del que parte Santo Tomás).

3ª Prueba:

Algunos seres empiezan a existir y perecen, lo que muestra que pueden ser y no ser, es decir son contingentes pero no necesarios… ya que si lo fueran, na habrían dejado de existir. De lo que se deduce que debe haber un ser necesario y que sea la razón de los seres contingentes.

4ª Prueba:

Hay cosas que son mejores que otras, por lo que implica que hay grados de perfección. Necesariamente debe existir algo OPTIMO, un ser perfecto. Evidentemente ese ser no es otro que Dios.

5ª Prueba:

Los objetos inorgánicos operan por un fin, todo tiene una finalidad y las cosas no se producen a causa del azar. Dichos objetos han de ser dirigidos por alguién (como la flecha es dirigida por el arquero). De esta forma se hace necesaria la existencia de un ser inteligente que se dirija todas las cosas.

 

Bien como queda demostrado en las tres primeras pruebas; Santo Tomás, no admite bajo ningún concepto la posibilidad de uina serie sin principio. Tampoco da opción al azar. Por lo que todo ha de tener una causa y debe estar dirigido por un ser supremo, Dios.

Para entender lo que Santo Tomás, hay que tener en cuenta que partimos de la tesis de un teólogo, no de un filósofo. ¿Qué diferencia hay? Pues que mientras el primero se basa en la fe y no duda de la existencia de Dios. El segundo se basa en la razón, y en principio, no da nada por cierto hasta que esta se demuestra que así es.

También hay que dejar claro, que en la época y en el mundo en el que vivió Santo Tomás, todo el mundo era creyente (y el que no terminaba en la hoguera), así que el parte de la tesis (más que discutible ahora) de que la idea de Dios es innato en todos los seres humanos.

Partiendo de estás dos bases: la idea de Dios innata y su indiscutible fe; cualquier argumento que él quiera elaborar ya parte de tesis más que discutibles (o incluso erroneas, desde el punto de vista actual).

 

 

Estándar
Grecia

Pitágoras II Parte

Pitágoras estuvo allí.

Como me comentaba un día Marcos Méndez, hay más de un personaje que ha bajado a los infiernos y ha vuelto para contarlo, tantos que daría para escribir un libro. Quizás de todos estos personajes, el más relevante sea Jesucristo, ¿o, qué pensabais que estuvo haciendo durante los tres días que permaneció en el sepulcro, antes de su resurección? En los evangelios apócrifos de Nicodemo, así lo cuenta. Otro personaje ilustre que estuvo allí es Gilgamesh, según el poema épico mesopotámico, dicho héroe ante la muerte de su amigo Enkidú, decide ir al infierno y entrevistarse con Utanapíshtim, para saber cómo había conseguido que los dioses le concedieran la inmortalidad a él y a su esposa.

Pues bien, una de las proezas que se atribuyen a Pitágoras era hacer descendido al Hades:

“Al cabo de un tiempo, subió Pitágoras con un aspecto consumido y esquelético; se presentó a la asamblea y dijo que venía desde el Hades (…)”

Quizás como tantas leyendas atribuidas a nuestro protagonista, esta tenga también su origen en otra egipcia, en la que se cuenta como el rey Rampsinito descendió al Hades y después de jugar a los dados con Demeter, este venció y tuvo que ser liberado. Por lo cual se celebraba un festival, que en época de Pitágoras aun era celebrado.

Estándar
Actualidad

I love Papa

Desde la ventana de mi casa descubro medio centenar de jóvenes que se acercan a las 8:30 de la mañana, se posicionan en los jardines situados detrás de mi casa… desde la cocina los observo mientras tomo mi vaso de leche. Traen una mesa ¿que harán? Bueno simplemente se colocan en corro, uno de ellos se viste con una túnica blanca y empiezan a celebrar una misa. Es de suponer que a los devotos de JMJ, esto lo harán con sumo agrado; aunque a mi, realmente, me han agriado un poco el desayuno.

Misa en el parque JMJ

Me fijo bien, una chica lleva una camiseta de I love NY. No sé muy bien por qué, pero me parece un tanto extraño ver como la devoción va acompañada de elementos y logotipos, más próximos de lo material que de lo espiritual. Este pensamiento hace que mi mente divague y empiece a pensar en el “merchandaising” que acompaña a la visita del Papa a España; banderitas, camisetas, gorras, carteles, etc… me da la sensación de un superestreno de Disney, más que la visita de un líder espiritual.

Esta claro que todo es bueno para conseguir fieles, no olvidemos que hace unos siglos, la fe y la conversión se lograba gracias a golpe de espada. Ahora las armas tienen que ser otras, el marketing y la mercadotecnia, se apodera de la iglesia para conseguir fieles. Pero ¿hasta que punto es esto legítimo?

Se supone, que ser católico y creer en Dios es un acto de fe, pero viendo a estos jóvenes me planteo si realmente vienen a ver, a recibir y a escuchar a su guía, o simplemente a pasar unos días de vacaciones, y volverse a su lugar de origen con un autógrafo de su ídolo (como si de Justin Bieber se tratara). Desde luego, esto no es lo que me quisieron inculcar, en mi infancia (8 años en un colegio de curas), así que pienso que esto esta más lejos de un verdadero pensamiento religioso (católico), de lo que sus organizadores nos quieren hacer creer; y que realmente es el materialismo y no la fe, la que mueve montañas.

Estándar
Actualidad

Génesis

José Ángel.- Pero no me vas a negar que nos ha tocado lo peor: el Apocalipsis. También es mala suerte. ¡Con lo gusto que se tenía que vivir al principio, en el Génesis!

Juan Ignacio.- ¡Dónde va a parar! El mundo recién hecho, todo nuevo a estrenar…

José Ángel.- ¡Y unas sensaciones flipantes! Imagínate, que estés en tinieblas y se haga la luz.

Juan Ignacio.- Como en los afterhours.

Juan Ignacio y José Ángel, dos hombres sin destino. Montero y Maidagán. Pepitas de calabaza ed. Logroño 2010.

Estándar