Actualidad

El desacoplado

El modo de relación más característico del western es el del desacoplado, aquel para quien el orden modal hegemónico, el mundo como quien dice, se ha vuelto radicalmente contingente (…) en la medida en la que el repertorio de materialidad relacionales que encuentra no admite acoplamientos fértiles con las disposiciones e inteligencias que el westman es capaz de poner en juego. 

Desacoplados, ética y política del western, de Jordi Claramonte

Estándar
Idealismo

Citas

El hombre debe trabajar, no como una bestia de carga que se adormece bajo su peso y que, después de reponer insuficientemente su agotada fuerza, es despertado de nuevo para llevar el mismo peso. Debe trabajar sin el aguijón del miedo, con gusto y con alegría, conservando tiempo libre para levantar su espíritu y su mirada hacia el cielo, para cuya contemplación está hecho.

Johann Gottlieb Fichte

Estándar
Actualidad

La fe y el ateísmo

La fe es un libro, del siempre interesantísimo, Armando Palacio Valdés. En su día conocí a este autor, gracias a que en mi trabajo editamos Tristán o el pesimismo (me imagino que estará descatalogado), una especie de réplica de Cándido o el optimismo de Voltaire.

También es excelente la adaptación que hace Rafael Gil en 1947 con Amparo Rivelles y Rafael Durán como protagonistas, con los que volvía a trabajar después de haberlo hecho en otra gran película del cine patrio como es El Clavo (1944) o en Eloisa está debajo de un almendro (1943)… pero otro día hablaré de más cine español.

Lo que más me ha interesado de esta película es el diálogo que se produce entre el padre Gil (Rafael Durán) y el ateo Alvaro Montesinos (Guillermo Marín) y que aquí os reproduzco:

Estándar
Actualidad

Paraíso político nacido del espejismo

En uno de los último capítulos de la novela “La Bodega” de Pablo Zapata Lerga, editado por Última Línea, me encuentro con esta interesante descripción de lo que podría ser un momento de cambio político:

“Las nuevas elecciones supondrían la posibilidad de la libre participación de los partidos políticos. Todos eran presa del señuelo de un paraíso de honradez, de justicia, de igualdad, de participación. Era la alucinación colectiva de un paraíso político nacido del espejismo que les producía la travesía del desierto histórico que habían vivido.”

Aunque la novela se presenta en un contexto histórico totalmente diferente al actual, no ha dejado de llamarme la atención ciertas similitudes. Nuevos partidos como Podemos o Ciudadanos irrumpen en nuestro mapa electoral… y si eso fuera poco plataformas y colectivos se unen con otros partidos para presentarse dentro de un marco de unidad popular.

Unos nos dicen que van a regenerar la vida política, perpetuando las que siempre han existido; otros nos dicen que es hora de que se escuche la voz de la gente, entre todos podemos cambiar las cosas…. sin que realmente cambie nada.

En fin todos vivimos esperanzados ante el señuelo de la honradez, justicia, igualdad y participación como dice el autor del libro; pero la cuestión es, si esto será un mero señuelo para que piquemos un nuevo anzuelo ante el espejismo que nos producen o realmente será el cambio verdadero.

Estándar