Actualidad

El desacoplado

El modo de relación más característico del western es el del desacoplado, aquel para quien el orden modal hegemónico, el mundo como quien dice, se ha vuelto radicalmente contingente (…) en la medida en la que el repertorio de materialidad relacionales que encuentra no admite acoplamientos fértiles con las disposiciones e inteligencias que el westman es capaz de poner en juego. 

Desacoplados, ética y política del western, de Jordi Claramonte

Estándar
ética

El hoyo

La película El hoyo de Galder Gaztelu-Urrutia, es una interesante reflexión sobre la sociedad y sus estructuras (los de arriba, los de abajo, la administración…) y su falta de interés de los unos por los otros. Bueno los de abajo, cuando están abajo si se interesan por los de arriba, pero los arriba nunca piensan en los de abajo… o por lo menos nunca piensan bien de ellos (por algo son los de abajo).

También me parece muy interesante como las revoluciones (en contadas ocasiones hay excepciones) nunca son pacíficas… Aunque se intente de convencer a los demás, con argumentos, incluso buenos argumentos, estos nunca se escuchan cuando el pueblo tiene hambre. Para hacer la revolución, primero tienes que tener tus necesidades cubiertas, sino el hambre te impide pensar y mucho menos ser solidario.

Por último dejo la cita del Quijote que se dice al final de la película:

“El grande que fuera vicioso, será vicioso grande y el rico liberal será un ávaro mendigo. Que al poseedor de las riquezas no le hace dichoso tenerles, sino gastarlas. Y no el gastarlas como quiera, sino saberlas bien gastar”.

Estándar
Actualidad

Luis Estrada

Las películas de Luis Estrada, serían dignas de ser analizadas una a una… pero para no aburrir a los lectores con los detalles, y dado que, el visionado cine mexicano, debe realmente minoritario en España, dedicaré una entrada global.

Un cine valiente y comprometido, con una clara visión sobre la justicia social, tema y lema que se va repitiendo en sus películas.

Un par de detalles…

La ley de Herodes, trata ampliamente sobre la corrupción política y las injusticias sociales, con un irónico sentido del humor, nos muestra como el alcalde de un pequeño municipio poco a poco se va viendo inmerso en todas las corruptelas municipales (al principio sin quererlo) y al final disfrutando de todos sus beneficios… la película se resume con el refrán del que viene su título: ¡Te tocó la ley de Herodes, o te chingas o te jodes!

En Un mundo maravilloso, parece un ingenioso y crítico remake de Juan Nadie, en un modélico México, sin pobres… uno de ellos se ve envuelto en una curiosa intriga entre  distintos poderes (periodístico, político e incluso religioso…)

Si tenéis oportunidad, no dejéis de ver ninguna de sus películas… comedias, interesantes y que no dejarán a nadie indeferente… y sobre todo, nos harán pensar.

Estándar
Actualidad

¡Vámonos, Bárbara!

Película atrevida y en cierta forma transgresora, dirigida por Cecilia Bartolomé con Amparo Soler Leal, Cristina Álvarez, Iván Tubau, Julieta Serrano de 1978. Tenemos que situar la película en un contexto histórico en España, en que todavía faltarían al menos 2 o 3 años para legalización del divorcio.

Durante la película observamos a un grupo de mujeres empoderadas, que no se amedrentan ante nada y son capaces de tomar las riendas de sus vidas, cueste lo que cueste.

Con testimonios de mujeres, realmente desgarradores (como la escena del autobús), mostrando la sociedad machista en la que se vivía (y de la que aun por desgracia quedan demasiadas reminiscencias).

Una gran película feminista y femenina, que no pasa de moda.

Estándar
Actualidad

La fe y el ateísmo

La fe es un libro, del siempre interesantísimo, Armando Palacio Valdés. En su día conocí a este autor, gracias a que en mi trabajo editamos Tristán o el pesimismo (me imagino que estará descatalogado), una especie de réplica de Cándido o el optimismo de Voltaire.

También es excelente la adaptación que hace Rafael Gil en 1947 con Amparo Rivelles y Rafael Durán como protagonistas, con los que volvía a trabajar después de haberlo hecho en otra gran película del cine patrio como es El Clavo (1944) o en Eloisa está debajo de un almendro (1943)… pero otro día hablaré de más cine español.

Lo que más me ha interesado de esta película es el diálogo que se produce entre el padre Gil (Rafael Durán) y el ateo Alvaro Montesinos (Guillermo Marín) y que aquí os reproduzco:

Estándar