Moderna

Spinoza, padre del ateísmo

A Spinoza muchos le consideran el padre del ateísmo en Occidente, y probablemente sea cierto… ¡o no!

Teniendo en cuenta la época en la que le tocó vivir es muy difícil que alguien se desligara de la idea de Dios. Quizás el que más se aproximó fue él, pero aun así me cuesta creer que que sus principios panteistas fueran un alejamiento de Dios. Pero vayamos por partes…

De tradición judía, le excomulgaron por sus ideas transgresoras y coqueteó con el catolicismo. Lo cierto es que se podría decir que más que no creer en Dios, no creía en la religión. Él creía en una fuerza superior, que era la que ordenaba las cosas del mundo. Pero esa idea de Dios era panteísta (realmente Dios estaba en todas las cosas, en todas partes… en la naturaleza), y precisamente por usar un concepto tan amplio de Dios llevó a sus coetáneos a tacharle de lo que no era.

No hay que olvidar que tenemos en Spinoza uno de los representantes más importantes de la tradición racionalista de la filosofía, en la que conocemos las cosas a través de la razón (y no de los sentidos como afirman los empiristas). Los racionalistas parten todos del concepto de sustancia (la sustancia es aquello que no necesita otra cosa para ser explicada). Es decir partimos de un primer concepto que no nos lo da los sentidos, sino la razón y que partimos que es cierto.

De esta forma en función de filósofo del que hablemos tendremos distintas categorías de sustancias (para Descartes eran tres), Spinoza en un ejercicio de simplificación la reduce a una. Esta sustancia es Dios, pero como principio que no necesita de ninguna otra explicación (ni causa para existir). Pero para no liarse con otras sustancias, tenemos que que tiene que dar una explicación a la materia… al alma… Spinoza dice que la sustancia primera (Dios) está en todas las cosas, en todas partes, así que forma parte de nuestra alma, de nuestro cuerpo, etc…

Bueno no sé si esto es un poco lío, desde luego su concepto de Dios es más amplio y más inteligente o racional que se había dado hasta su época, pero me parece un poco arriesgado afirmar que pudo ser el primer ateo.

Anuncios
Estándar
Actualidad

La fe y el ateísmo

La fe es un libro, del siempre interesantísimo, Armando Palacio Valdés. En su día conocí a este autor, gracias a que en mi trabajo editamos Tristán o el pesimismo (me imagino que estará descatalogado), una especie de réplica de Cándido o el optimismo de Voltaire.

También es excelente la adaptación que hace Rafael Gil en 1947 con Amparo Rivelles y Rafael Durán como protagonistas, con los que volvía a trabajar después de haberlo hecho en otra gran película del cine patrio como es El Clavo (1944) o en Eloisa está debajo de un almendro (1943)… pero otro día hablaré de más cine español.

Lo que más me ha interesado de esta película es el diálogo que se produce entre el padre Gil (Rafael Durán) y el ateo Alvaro Montesinos (Guillermo Marín) y que aquí os reproduzco:

Estándar