S. XIX

Sobre la libertad

Apuntes rápidos sobre el libro de John Stuart Mill.

Partimos de lucha histórica ente libertad y autoridad. La tiranía del gobierno siempre ha controlado la libertad del individuo. El control de autoridad se ejercía de dos formas distintas: creando derechos necesarios para los ciudadanos y a través del poder del gobernante (que supuestamente proteja a los individuos).

A medida que la sociedad avanza, se va consiguiendo el autogobierno y por tanto cada vez más se huye de la tiranía. Durante la ilustración, no se cumplieron las expectativas, que se habían creado, ya que finalmente los gobernantes eran de distinta clase que los gobernados, y se empezó a correr el riesgo de gobernar a través d ella tiranía de la mayoría, lo que era aún mucho peor.

En definitiva no sólo había que proteger al individuo físicamente sino también moralmente y debía ser libre en ambos sentidos.

Hay tres libertades básicas:

  • Libertad de pensamiento (incluye la libertad de expresión).
  • La libertad de buscar tus gustos
  • Libertad de unión.

Sobre la libertad de pensamiento y expresión

Las opiniones nunca deben ser reprimidas. Tenemos tres tipos de creencias y que benefician la bien común:

  • Las totalmente falsas.
  • Parcialmente verdaderas.
  • totalmente ciertas.

Sobre la individualidad como uno de los elementos del bienestar

La individualidad es la que produce prosperidad a través de los placeres superiores. Hay que promover la individualidad mediante la creatividad y mediante la diversidad.

Límites de la autoridad

Una persona siempre será libre, para seguir sus propios intereses, siempre que  no perjudique a los demás.

Aplicaciones

  • El individuo no rinde cuenta a la sociedad por sus acciones.
  • Consejos, persuasión, etc… por otras personas para su propio bien es la única medida que la sociedad puede aplicar.
  • No se puede perjudicar a otros. El sujeto responsable, debe estar sujeto a sanciones

Aplicaciones en:

  • Economía
  • Ofensas públicas
  • Sobre el vicio
  • Suicidio y divorcio
  • Educación
Anuncios
Estándar
S. XIX

El placer por el trabajo y William Morris

A william Morris le tocó vivir la revolución industrial, la cual tuvo gran impacto en la Gran Bretaña de principios del siglo XIX.

Le tocó sufrir por un lado los estragos que dicha revolución hizo en las clases bajas, con el clasismo de la época victoriana de la alta burguesía británica.

Con profundas convicciones sociales, veía como la deshumanización del trabajo, llevada a cabo por la fábricas y el producto efectuado no satisfacía a nadie ni a los productores (mano de obra semi esclava), ni a los consumidores (quizás sólo a los empresarios que veían aumentar sus cuentas bancarias).

Así que él apostó por el “placer del trabajo”. Ni más, ni menos que trabajar por placer, hacer obras artesanales, con las cuales el productor, se sintiera orgulloso de su trabajo y incluso las personas que utilizaran dichas piezas de artesanía, estuvieran también satisfechas de lucir esas pequeñas obras de arte.

La idea de William Morris era hacer a la gente feliz, y pensó que desde el diseño, las personas disfrutarían de las cosas del día a día… papel pintado en sus hogares, lámparas, sillas, cómodas…

Está idea se pervirtió totalmente a mediados del siglo XX, cuando se empezó a emplear el diseño como una manera de crear la obsolescencia de los objetos, ya que un año a otro, los objetos eran renovados desde el exterior, y aunque la funcionalidad siguiera siendo la misma, la sociedad de consumo, hizo que estuvieramos que estár a la moda… no valía con tener un sofá, sino que esté había que renovarlo cada poco tiempo para estar a la moda y seguir las tendencias de las revistas.

La idea de Morris era más simple un su época. Sólo era tener objetos bellos que nos hicieran la vista más agradable y así hacernos más felices.  

Recientemente la Fundación Juan March realizó la exposición:William Morris y compañía: el movimiento Arts&Crafts en Gran Bretaña.

Estándar